miércoles, agosto 13, 2008

...

Empezaba a correr cada vez más fuerte

Casi compitiendo con la lluvia que cada vez era más

Tal vez fue ese el momento en que entendía que los zapatos lindos no son necesariamente zapatos cómodos

A esas alturas ya había arruinado todo lo que con tanto cuidado había preparado unas horas antes.

Como si realmente importara algo de aquello.

Podrían desaparecer gritos y palabras hirientes cuando parara la lluvia?

Casi deseaba que todo importara tan poco como la imagen de princesita de cuento de hadas que había inventado para ese día.

Lo peor era que en la invención del cuento de hadas había olvidado dejar mi zapato botado para que el príncipe buscara a su dueña.

Lo único dejado atrás eran palabras estúpidas, reacciones malas, pretextos inútiles, que de hecho no recordaba.

Tal vez eso era lo peor, que no lo recordaba

Solo veía como me molestaba caminar empapada de lluvia

Solo sentía una horrible sensación de insensatez

Solo quería seguir llorando, pero no lograba recordar por qué

Faltaba poco para llegar a mi puerta, después de todo si había olvidado algo…las llaves.

Seguí el camino hasta que vi una sombra cerca de mi puerta

Ahí estaba él, parecía esperar desde hace rato, y no estaba empapado como yo, a pesar de que la lluvia no cesaba.

Me miró sin decir palabra

Me miró serio, esbozando esa mueca burlona que a veces odiaba, a veces divertía

Y no teniendo ninguna cosa que decirle, ninguna frase de película con qué rematar el momento, ninguna brillante idea, ninguna pregunta sabia, le dije:

- ¿Cómo llegaste antes que yo y sin mojarte?

No apartó su vista de mí, su seriedad cambiaba a una sonrisa, mientras sacaba de su bolsillo las llaves de su auto.

Miré al frente y lo vi estacionado

Nos quedamos ahí parados mirándonos el uno al otro…

…Y reí

3 comentarios:

Hana Dawn dijo...

LLUVIA DE METEORITOS DE CHANES!! xDDDDD

conny-b dijo...

eso mismo ô_ó

Katabrecteri dijo...

emmmm xq?????
ô_ó