lunes, mayo 04, 2009

Un paréntesis para respirar

No sé que va aquí, odio escribir lineas sueltas sin que tengan algun sentido, al menos ahora, en este minuto. Generalmente amo todo lo que no tenga sentido, pero ahora que soy yo la que no tiene sentido, lo odio.
Tengo las manos cansadas de escribir, tengo la cabeza cansada de pensar sobre lo que no logro entender que no funciona conmigo, mientras trato de concentrarme en mis deberes, tengo los ojos cansados de tanto leer cosas que no le importan a nadie mas que a mi, y ahora tambien estan cansados de tanto llorar.
Estoy cansada de ser quien soy, no porque sea una mala persona, de hecho es un problema el que a veces desearía serlo, da lo mismo que me digan lo buena amiga que soy, que soy comprensiva que siempre estoy ahi cuando alguien me necesita, ¿de qué sirve? ya sé de sobra que me puedo desvivir por alguien a quien quiero, que toda mi vida puede estar dedicada a alguien solo por querer verla sonreir, y que a veces llega a ser masoquista de mi parte dejarme guiar por el amor/cariño/o lo q sea que sienta por alguien, porque eso es lo que no me deja dejarlo. Proablemente si superara esa estupidez hace años habría dejado de llamar y esperar a que mi papá se acordara que a veces lo necesito, probablemente por eso tambien fui incapaz de alejarme de miles de weas que me hacian daño, porque no estar ahí y dejar todo tirado era peor.
Mierda, estoy cansada de vivir siempre creyendo en que todo va a salir bien, creyendo en que soy fuerte y no necesito molestar a nadie para atravezar lo que me impida estar bien. Estoy cansada de estar riendome todo el dia, pero que cada vez que estoy en una micro tenga un maldito nudo en la garganta xq me vivo sintiendo vacía y que cuando comienzo a ver el Icei mi actitud cambia drasticamente, y estoy siempre sonriendo y a veces sale mi falsa altanería que en verdad es mi forma de no salir arrancando ante lo que me incomoda y me hace sentir asquerosamente toxica.
Me he dicho tantas veces que no voy a volver a hacerlo, que no voy a preocuparme de nadie, que si alguien quiere decirme algo lo voy a mandar a la mierda. Hace dos dias estaba asi, y sin querer comencé a conversar con una conocida a quien de cierta forma considero mi amiga, y bueno me dijo algo que no esperaba y terminé en lo mismo de siempre.
Yo no creo que esto sea porque soy shuper entregada a los demas y soy tan buena que me preocupo de todos, NO, esa wea es mentira. Es instinto, quizas lo hago porque soy mas capaz de decirle algo que le sirva al resto antes que a mi misma, porque tengo tantos desastres en la cabeza que no sé por cual comenzar, porque tengoa tantas desiluciones acumuladas, tantas cosas perdidas, tanta personas a las que quiero y que no les importa siquiera que esté sola tratando de matar mis mounstros internos.
A veces quisiera que alguien fuera capaz de leer cada uno de mis gestos y saber lo que pasa, que con solo verme adivinara todo, asi como yo puedo adivinarlo. Odio ser capaz de conocer a alguien como nadie mas lo conoce y se vuelva en mi contra. Pero sé que no puedo, porque estoy tan asquerosamente lastimada desde que era una enana, que me cuesta un mundo y medio dejar que alguien se me acerque o que vea algo verdadero de mi. Porque soy una mentira por completo, porque todos ven lo que quieren y les conviene, porque yo muestro lo que soy capaz de compartir, porque estoy tan aterrada de que pase de nuevo lo que ha pasado una y otra vez, que prefiero quedarme asi.
Y a pesar de todo no logro entender porqué sigo, porqué me levanto, porque nunca dejo de creer que alguna vez estará todo bien y que mi mierda de vida dejará de quitarme lo que me hace pr momentos feliz.
Tal vez tengo un talisman absorbedor de venenos, y eso me mantiene en mi mundo rosa y me evita caer en el sindrome de Lex. Tal vez debería ser menos estupida y ponerle un pie encima a lo que estorba para tener lo que quiero, tal vez no debería quedarme callada por evitar dejar las cosas peor, y debería dejar de creer en eso que se puede elegir el menos de dos daños, porque van a herir igual.
Tal vez, algun día, voy a valer la pena, y me sentiré una tarada por vivir pensando que algo está mal conmigo, o dejaré de sentirme un objeto decorativo que ni siquiera sirve para una linda decoración. ¿Cómo puedo ser tan débil? odio las caídas, odio ser un constante fracaso de lo que pretendía ser, odio sentirme mal porque no vale la pena ahogarse en lo triste que son las cosas, porque parezco una pobre victima de las circunstancias y no quiero.
Siento que tengo tanto guardado y que no sé como mierda entregarlo, que me terminaré ahogando en eso. Pero no puedo, porque no es tan fácil como decirle a mi papá que estoy cansada que por culpa de otras personas no pueda estar tanto con él, o que no pueda abrazar y malcriar a mi Cristobal. No puedo decirle a mi mamá que me aterra pensar en que no pueda volver a caminar, porque es el soporte de mi vida y no sé si seía capaz de sacarnos adelante como ella sí puede. No puedo andarle diciendo a las personas que quiero que aseguren que no me van a sacar de sus vidas cuando mas los necesito poeque es patético. No puedo decir nada, no puedo sacarme nada, no puedo dejar fuera todo para sentir que soy lo que hay y no lo que debo para que esten todo el dia preguntandome estupideces.
Estoy cansada de cumplir tan secamente mi papel y punto, quiero algo mio, quiero mi vida, quiero que sea verdad eso de que das lo que recibes, y dejar de sonar a una pobre niñita triste que no puede lograr tener algo que funcione en su vida.
Quiero poder usar mi fuerza, mis sentimientos, mi manía por ser tan todo o nada, mis locuras, pero que sirvan, que ME sirvan.
Y quiero dejar de enterrar mi cara en la almohada, esa que tengo desde que tengo memoria, porque la pobre no tiene la culpa de que viva escondiendolo todo, solo por no querer que alguien me vea y sienta pena, porque todo lo que pretendia era que alguien me viera y se alegrara.
Y que dejaran de arrancarse de mis manos las horas por la madrugada...

1 comentario:

conny-b dijo...

Nunca es hora de ser cara de raja, de "me importa un bledo". No va contigo. ¿Y cómo lo sé? You can tell from the way that you feel about you, or at least the way you make us want to believe you feel. No hay una formula fácil, no hay un camino gratuito, no hay una sola solución. Y sobretodo: no estás sola. Siempre habrá alguien en el mundo peor que tu. Atrevete -sin miedo- a crecer.

Te quiero.